Some questions worth answering

  • From all the knowledge and experience that has been gathered so far, what are the most important lessons or pieces of knowledge which a person should (actively/functionally) know in the present day? What is the best way to teach it? What is the best way to make that knowledge available to everyone?

  • How can we include the outcomes of moral philosophy in all our activities? How can we teach decision making based on an objective and easy to use ethical framework? How can we promote a worldwide culture of ethical thinking? How can we make ethics fashionable?

  • Most people find it difficult to acknowledge or relate to the figures and indicators which are normally used to explain poverty, inequality and private capital accumulation. How can the “mathematics of inequality” be developed and explained to promote awareness and responsibility, especially among the richest part of the population?

  • The current knowledge we have from environmental science about the impact of human activities does not really influence the way most people live their daily lives. How can we bridge this gap between knowing and doing?

  • Although we live in a globalised world, most people do not understand the historical and geopolitical dimension of the moment and place they were born, and in which they are now living. They also have difficulties understanding how their lives are connected to the lives of people in other parts of the world. How can we help individuals and collectives to understand their place on this earth and their role in shaping its future?

El Matallana

Sin palabras

23.10.2019

Si alguien me pregunta
voy a decirle:
“Yo solía escribir,
veía poesía en todas partes”
Ahora por todas partes veo sólo lo obvio:
absurdos, violencias, abusos y miserias

¿A dónde se han ido mis palabras?
Tal vez ya soy aquel adulto al que tanto temía, un hombre sordo y ciego, con la boca para comer y repetir unas cuantas frases sin sentido
Tal vez el poema nace de una fuente que se acaba, cuando la esperanza se seca y sólo queda el lodo de la realidad en el fondo
O quizá la poesía fluye por los cauces de la inocencia hasta que el flujo se obstruye entre la resignación y el cinismo

Pero no, no hay tiempo para el drama o la lástima,
si alguien me pregunta
voy a decirle:
“¿Qué significa ser poeta? ¿Escribir sin pausa y entretener al poder del momento?”

No es una labor ser poeta, no es un oficio ni un compromiso,
es una espiral de belleza que nace antes de la existencia
y que danza a la par con la muerte,
es algo que juntos somos antes y después de ser yo mismo,
una canción sobre la vida que aún es nuestra,
una mano de bebé que te lleva hacia el horizonte,
hay más que brutalidad y normalidad,
hay más que prisiones y consumismos,
el poema es una gota de la vida derramada,
un coro furtivo de la canción del universo,
es el eco de estallidos que transforman la nada,
el susurro que revela lo que fuimos y seremos…

Si alguien me pregunta
voy a decirle:
Abre mi pecho, ahí hay un sinfín palpitante de palabras.

El Matallana

Nostalgias

02.08.2019

Nostalgia por lo no hecho y por lo no vivido
por aquella que un día quiso ser mi esposa y luego quiso ser mi enemiga

Nostalgia por el amiguito al que no le pudieron pagar más la escuela
aunque la escuela era barata, para los pobres

Nostalgia por aquel país de infancia y por aquel patriotismo infantil
cuando de verdad creía en una bandera porque me dejaban cantar a todo pulmón

Nostalgia por tantas vidas que sólo conocen la muerte y por tanta muerte hecha vida, para que algunos sigan escupiéndonos desde la cima

Nostalgia por la idea de felicidad que tenía cuando era infeliz, porque ahora que soy feliz tengo demasiadas opciones y el tiempo bien medido

Nostalgia por las vidas que definitivamente no pude salvar y por el pasado que no fue mi culpa, por la tristeza de quienes me dieron vida sin entender lo que estaban haciendo

Nostalgia por todas las amistades que se perdieron en el camino, por las hijas e hijos que nunca tuve, por los años que no pude estar al lado de mi hermano…

Nostalgia,
tal vez el único sentimiento verdadero y la única filosofía,
nostalgia por el mundo que ya sabemos que no es posible,
por un amor que no necesite esa palabra, por las palabras nunca dichas y los abrazos no dados que se transformaron en puños o lágrimas,
nostalgia por mi cuerpo que desaparece poco a poco, mi cuerpo que soy yo, nada más, más que nostalgia por eso mismo,
nostalgia por ti que me amas tanto ahora sabiendo que no sabes por cuánto tiempo, porque todos los tiempos de todas las cosas están bien medidos,
nostalgia por tantos lenguajes masacrados, tantas especies destruidas, por este planeta que se desvanece, entre tantas mentiras que se han vuelto verdades,
nostalgia por pensamientos diferentes a la triste idea de un sólo cuerpo, un sólo amor, una sola felicidad, una sola verdad, una sola religión, un sólo género, un sólo poder y una sola familia,
nostalgia porque la idea del otro bien podría ser otra,
nostalgia por las palabras de aquel tiempo,
por un mundo lleno de poesías,
por las florecitas que daba con amor a mi madre y por mi sonrisa de niño…

Nostalgias, querida,
siento nostalgias.

El Matallana

Nuestro encuentro

31.05.2019

El espacio-tiempo es una red flexible
que se expande,
se rompe,
se contrae,
vibra como las cuerdas de un tiple,
contiene
y se contiene

A menudo cosas ocurren y le ocurren,
tu visita, por ejemplo, en un lugar remoto,
nuestras miradas conectadas sin saberlo, ya desde el primer momento,
nuestros besos furtivos, equivocados, incorrectos,
nuestros cuerpos tratando de ocupar el mismo sitio
con vigor y con ternura,
hablando un idioma casi olvidado
en el que ambos fluimos
entre labios y pieles

Nuestros dibujos y poemas doblan la malla
para tocar puntos de otro modo lejanos,
los años y la distancia no significan nada.
Lo que nos hemos dicho,
lo que hemos vivido,
canta con una voz que nunca muere,
y así nuestro encuentro suena eternamente
en las fibras del universo

Nuestra historia vive en todo instante
(ayer, allí, allá,
mañana,
hoy, aquí, acá,
entonces, después,
ahora),
viaja al infinito como ondas
por la espina del espacio-tiempo.
El Matallana