Doce

18.08.21


Nos aferramos

a nosotros mismos

y a lo que nos rodea

pero todo cambia a su tiempo


y aún cuando ya brotan

los sutiles colores del otoño

vemos en los vestigios del verano

la promesa de una primavera


Buscamos algo que no existe:

sorpresa en lo permanente

libertad segura

un otro que nunca nuestro

pretenda quedarse por siempre

alguien que nos complete

pero que no nos consuma

un vibrante amor que no muera

y un invierno que nunca llegue.



El Matallana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s