Fantasía

22.12.2017

?Dónde está la fantasía?

Repiten la vida

que otros quieren que repitan

Y tratan de convencerme

con sueños que son ajenos

no de ellos

ni bellos

una espiral sin sentido

que no causa vértigo

sino somnolencia

o ligera hipnosis

 

Me preguntan sobre poesía

como si un poema fuera una cosa de esas

que llevan en los bolsillos

u otra de las banderas que les recuerdan su valía

sin valor

y sin substancia

 

Se miran a los espejos todo el día

porque las aguas cristalinas quedan demasiado lejos

o les asustan

o ya no existen

 

Yo siento que mi alma desaparece porque nadie la nombra

me pierdo en un bosque de voces que nada dicen

que giran perpetuamente

alimentando un monstruo antiguo

que nos devora inclementemente

 

Los mares de este mundo me rodean

soy libre de vez en cuando

cuando las nubes blancas se levantan

sobre el azul horizonte

 

Su honesta sonrisa me miente

yo quiero creerle

y creer en ti fantasía

en una vida sin futuros o pasados

en un instante que me pertenece

 

Vámonos pronto amada

corazón de melón

alegría

nada nos espera ya en su nada

sólo nuestra vida

fantasía

 

El Matallana

Conocernos y amar

“Amar a una sola es muy poco; amar a todas es ser superficial; pero conocernos a nosotros mismos y amar a cuantas nos sea posible, saber ocultar en nuestra propia alma las potencias del amor, de modo que ésta se alimente de ellas, que nuestra conciencia abrace el todo, eso sí es el placer, ¡eso sí es la vida!”

Sören Kierkegaard (1813-1855)

Polvo del recuerdo

image

05.04.2016

Lenguas del cielo lamen el desierto
y la humedad que se respira
cumple la profesía
del olor a tierra despertando

De aquellas almas ya no queda rastro
no hay indicio de sus sueños en la roca herida
violentas espirales de viento
sepultan en polvo los recuerdos de esa vida

El Matallana

Estepicursor

02.11.2015

 

El mundo está lleno

pero vacío

sólo por momentos

las lágrimas de las diosas

y los dioses

riegan la seca vida

con belleza…

 

Mi corazón es un cuenco

muy pequeño

que se agota

gota

a

gota

 

Mi ser rueda

en la estepa

perdido en busca

de tal lluvia

 

Mi alma es una esponja

algo húmeda

en poema

 

El Matallana

Te vengo a cantar – Grupo Bahía*

Una gota de agua, una noche, una luna nueva me hace recordar,

siendo el pensamiento una cosa volátil yo no sé porque no te puedo olvidar…

Olvidar, para que olvidar, para que olvidar esos momentos lindos…

Olvidar, para que olvidar, para que olvidar esa felicidad…

 

Buscando un poco de paz y buscándote a ti yo me perdí,

me perdí, me perdí, me perdí, me perdí, pero yo aprendí:

 

Aprendí que para hallar la luz, hay que pasar por la oscuridad.

 

Aprendí que para uno encontrarse tiene que buscar en la raíz,

en la familia, en el pueblo, en la tierra, allí donde un día tú fuiste feliz.

 

Aprendí que perder y perdonar son dos remansos que le dan a uno tranquilidad.

 

Aprendí que no soy sólo yo y que somos muchos más:

muchos más soñando, sintiendo, viviendo, buscando la felicidad.

 

Aprendí que el camino es largo, que el camino es duro, pero se puede llegar,

aprendí que el camino es largo, que el camino es duro, pero se puede llegar.

 

Una gota de agua, una noche, una luna nueva me hace recordar,

siendo tú la mujer más divina, fantasía que Dios un día hizo realidad,

realidad para deleitarme, para navegar en tus encantos de mujer,

realidad que fue mi verdad, pero un día te fuiste sin más nunca regresar…

 

Con tanto sentimiento acumulao

y con el corazón aquí guardao,

con tanto sentimiento acumulao yo te tuve que vení a cantá…

 

Me salgo de mi concha y (yo te vengo a cantá)

Ehhh por la madrugá, por la mañanita (yo te vengo a cantá)

Te vengo a cantá, morena (yo te vengo a cantá)

Y con mi guitarra y bajo el palmar (yo te vengo a cantá)

Por el río Guapi, arriba en mi champita yo me vine (yo te vengo a cantá),

buscándote por la orillita (yo te vengo a cantá),

con el corazón lleno’ e sentimiento (yo te vengo a cantá)

me dejaste en un mar de sufrimiento (yo te vengo a cantá)

 

Me salgo de mi concha y (yo te vengo a cantá)

te vengo a contar mi historia (yo te vengo a cantá):

Me caía, me paraba, me perdía, aprendía y yo seguía (yo te vengo a cantá)

En una noche estrellada te volviste un sueño y fantasía de Dios (yo te vengo a cantá)…

Duele, duele, duele, duele, negra linda vuelve ya (yo te vengo a cantá),

te canto esta serenata de amor (yo te vengo a cantá)…

 

Ahora yo vivo mi vida bien sabrosito y cantando

¡porque la vida es un goce y felicidad! (yo te vengo a cantá)

 

Te vengo a cantá….

 

* “Grupo Bahía, composición del maestro Hugo Candelario González. El video fue dirigido por Nicolás Cabrera y Luis Antonio Delgado, en asociación con Juan Martín Fierro de Music Media Colombia (www.musicmedia.com). Se grabó del 2 al 6 de junio de 2011 en Guapi, Cauca, tierra natal del maestro Hugo Candelario y es un homenaje a la gente, al paisaje y a la música de este rincón del Pacífico colombiano. La canción hace parte del álbum “Con el corazón cerca de las raíces”, de 1998.”

 

Enlaces relacionados:

http://www.radionacional.co/noticia/hugo-candelario-y-el-grupo-bah-en-conversaciones

https://es.wikipedia.org/wiki/Hugo_Candelario

http://grupo-bahia.blogspot.de/

Denn

Denn
ich hab dir
nichts versprochen
nur den Docht für die Lampe
und das Kännchen Öl
für gedämpftes Licht
auf dem Tisch
mit den Blutflecken

Den Teppich
kann ich nicht weben
mit den Fäden aus Draht

Sag nicht “Gute Nacht”
die Nacht ist nicht gut
die fremde vergeßliche Nacht

 

Rose Ausländer

11. Mai 1901 – 3. Januar 1988

 

Weitere Informationen:

http://www.deutschlandfunk.de/mein-atem-heisst-jetzt.704.de.html?dram:article_id=85925

http://www.roseauslaender-stiftung.de/index.html

Descripción IV

“¿Tú cómo estás? Te extraño, amigo.

 

Linda, yo he estado un poco triste porque la he recordado mucho.

 

¿Qué te hizo pensar en ella? Tienes que perdonarla y perdonarte.

 

Me escribió un correo pidiendo un favor de trámites.

 

Ah pucha…

 

Yo hice el trámite.

 

¿Pero cómo era el correo, frío o tranquilo?

 

Los correos sólo contenían información, nada personal.

 

¿No era una excusa para hablarte?

 

…Cero emociones.

 

¿?

 

Muy triste…Pero así es y debo esperar. Me sentiré mejor.

 

¿Y ninguna otra persona podría hacerle ese favor?

 

No.

 

No sé, no entiendo por qué después de este tiempo te escribe para eso.

 

Era una constancia que requería de mi seguro médico.

 

Ah ya.

 

Ella la requería y sólo yo podía pedirla.

 

Lo entiendo ahora. ¿Y tú como le contestaste?

 

“En el adjunto la constancia”.  Sólo información, como ella, pero me rompe el corazón hablar con ella así y me dan ganas de llorar.

 

Quisiera abrazarte súper, súper fuerte ahora.

 

Gracias Francesca.

 

Eres muy fuerte, no se rompe tu corazón. Te lo puede arañar pero no romper. Pucha y además es tan grande tu corazón que si te lo rompió se formaron más corazones. Eres un extraterrestre con muchos corazones. Ya sé quién eres. Vas contando que trabajas en la universidad y que haces esculturas con cerámica pero no es verdad. Por eso eres tan activo.

 

Jajaja, linda, bella, tu cariño me alegra.”

 

Francesca – 05.06.2015