La roca

17.02.2016

Para Jonathan

La roca en su estático dinamismo
se llena de conchas, de erizos y de espuma,
es un corazón de sangre salada
que inocente pretende lo perpetuo,
una amante rítmicamente hendida, penetrada,
otro rostro desgastado por el tiempo.

El Matallana