One would be foolish to consider oneself better, or even different…

“One would be foolish to consider oneself better, or even different, merely because one could claim something others could not. The crowdedness of family life and the faithfulness of solitude – both brave decisions, or both decisions of cowardice- make little dent, in the end, on the profound and perplexing loneliness in which every human heart dwells.”

Kinder than solitude (2014), Page 61. Yiyun Li (1972).

García Márquez y poliamor

“Se acordó de Ángeles Alfaro, la efímera y la más amada de todas, que vino por seis meses a enseñar instrumentos de arco en la Escuela de Música y pasaba con él las noches de luna en la azotea de su casa, como su madre la echó al mundo, tocando las suites más bellas de toda la música en el violonchelo, cuya voz se volvía de hombre entre sus muslos dorados. Desde la primera noche de luna, ambos se hicieron trizas los corazones con un amor de principiantes feroces. Pero Ángeles Alfaro se fue como vino, con su sexo tierno y su violonchelo de pecadora, en un transatlántico abanderado por el olvido, y lo único que quedó de ella en las azoteas de luna fueron sus señas de adiós con un pañuelo blanco que parecía una paloma en el horizonte, solitaria y triste, como en los versos de los Juegos Florales. Con ella aprendió Florentino Ariza lo que ya había padecido muchas veces sin saberlo: que se puede estar enamorado de varias personas a la vez, y de todas con el mismo dolor, sin traicionar a ninguna. Solitario entre la muchedumbre del muelle, se había dicho con un golpe de rabia: “El corazón tiene más cuartos que un hotel de putas”. Estaba bañado en lágrimas por el dolor de los adioses. Sin embargo, no bien había desaparecido el barco en la línea del horizonte, cuando ya el recuerdo de Fermina Daza había vuelto a ocupar su espacio total.”

Tomado de El amor en los tiempos del cólera (1985) de Gabriel García Márquez.

Memória/Memory – Carlos Drummond de Andrade

– Original:

 

Memória

 

Amar o perdido

deixa confundido

este coração.

 

Nada pode o olvido

contra o sem sentido

apelo do Não.

 

As coisas tangíveis

tornam-se insensíveis

à palma da mão.

 

Mas as coisas findas,

muito mais que lindas,

essas ficarão.

 

– My non official translation for Johanna von Kietzell:

 

Memory

 

To love what is lost

leaves this heart

confused.

 

The oblivion can´t do anything

against the meaningless

appeal of No.

 

Tangible things

turn to be intangible

at the palm of the hand.

 

But the things that finished,

so much more than beautiful,

those will remain.

 

Carlos Drummond de Andrade (1902 – 1987)

 

For more information:

http://www.projetomemoria.art.br/drummond/

https://www.letras.com/carlos-drummond-de-andrade/818513/

Mi corazón con honra

15.05.2016

 

Mi corazón

salta y hace ruidos

pero no siempre se escucha,

el amor que siente

sin objeto

es una fuente pura,

cuando se brinda crece

sus gotas locas no agotan

moja el mundo de sentido

dando vida a las cosas

 

Mi corazón

ya ha sufrido

el olvido y la derrota

pero el amor que siente

es creciente

como la luna y las olas

busca bordes que desborda

ahoga verdades y normas

se alimenta de sí mismo

y fluye a la muerte con honra

 

El Matallana

Mar, moho y frío

13.10.2014

 

Todas las metáforas del mar

se rompen contra la playa empedrada de Lima

Nuestros corazones

grises como este cielo

se han humedecido tanto

que el amor ayer sentido

hoy ya no palpita

muerto de moho y frío

 

El Matallana

Estepicursor

02.11.2015

 

El mundo está lleno

pero vacío

sólo por momentos

las lágrimas de las diosas

y los dioses

riegan la seca vida

con belleza…

 

Mi corazón es un cuenco

muy pequeño

que se agota

gota

a

gota

 

Mi ser rueda

en la estepa

perdido en busca

de tal lluvia

 

Mi alma es una esponja

algo húmeda

en poema

 

El Matallana

Fin del mundo

Hay un llanto en el mundo

como si el querido Dios se hubiera muerto,

y la sombra plomo que cae

pesa como sepultura.

 

Ven, escondámonos más juntos…

La vida yace en todos los corazones

como en ataúdes.

 

Tú, besémonos profundo –

llama a la puerta un anhelo por el mundo

en el que morir tendremos.

 

*Traducción no oficial de “Weltende” de Else Lasker-Schüler (1869-1945)