Diez

01.08.2021


“Mas se ela voltar, se ela voltar

Que coisa linda, que coisa louca

Pois há menos peixinhos a nadar no mar

Do que os beijinhos que eu darei na sua boca”

João Gilberto – Chega de saudade


Supongo que los fantasmas

son en realidad sueños frustrados

que no logran salir de nuestro pecho:

Las canciones que todavía quisiera cantarte

La música que íbamos a bailar cuando volvieras


Ahora sé que mi ausente foto en tus casas

fue un pequeño olvido que presagiaba uno más grande:

El de nuestras sonrisas durante el viaje anhelado

El de la boda por amor que ya no ocurre


Nunca pensé ser tan pasajero,

que mi presencia durara menos que un verano

Tus palabras: ayer vida, hoy nostalgia

Tu ausencia me sofoca con sus manos…


Algunos ven esperanza en un reencuentro,

fantástico pero inevitable

Piensan que todo lo sincero

puede volver a gestarse


Pero yo te miro a los ojos

y hoy ya no saben mirarme

tus oídos antaño atentos

poco hacen por escucharme

me hablas como a un enfermo

me aconsejas como a un infante

me sientes como un recuerdo

que tarda mucho en dejarte


Sin embargo seremos amigos

y pronto podré abrazarte

con ternura me darás tu frente

para despedirme al besarte


…Y cuando en los labios la muerte

te bese para llevarte

le contarás de aquel poeta

que nunca dejó de amarte



El Matallana

Nueve

26.07.21


Blancas y puras

nuestras orquídeas también se marchitan

sucumben humildes, ya arrugadas,

a las oleadas del calor de nuestro tiempo


No importa que mi voz las acaricie

o que mi paciencia las riegue con la vida que necesitan

Parece que el aire mismo que ahora exhalo

las asfixia y las enferma como un cáncer


Pétalos tan sonrientes, únicos y bonitos

Raíces que a la luz parecían indestructibles

Hojas tan verdes como el amor con que tus ojos solían mirarme

Retoños que eran optimistas e incluso arrogantes


Blancas y puras

nuestras orquídeas también se marchitan

Nuestro único sol vivía en tu sonrisa

Y moriremos de tu ausencia inexorable



El Matallana

Ocho

25.07.21

¿Cuánto dura la eternidad?

¿Cuánto dura el amor que nunca muere?

Incluso el universo no está seguro de sí mismo

Incluso la vida es un instante breve y leve


El material de las promesas se corroe eventualmente

Las palabras escritas en piedra se desvanecen a su tiempo

Cada huella nuestra desaparecerá para siempre

Y todas nuestras risas se perderán en el viento


¿Cuánto podré durar yo ya en tu frágil recuerdo?

¿Cuánta verdad quedará de lo que antes creías cierto?

¿Cuánto vivirás hasta olvidar mi tenue susurro?

¿Cuánto más latirá el efímero corazón nuestro?



El Matallana


Public pervert

If time is my vessel, then learning to love

might be my way back to sea

The flying, the metal, the turning above,

these are just ways to be seen…

 

We all get paid,

yeah some get faith before they die,

then through stars we will navigate

through the holes in your eyes…

 

How many days will it take to land?

How many ways to reach abandon?

Oh, abandon

 

Oh, so swoon, baby, starry nights,

may our bodies remain

You move with me, I’ll treat you right, baby,

may our bodies remain

 

There is love to be made,

so just stay here for this while.

Perhaps heartstrings resuscitate,

the fading sounds of your life…

 

How many days will it take to land?

How many ways to reach abandon?

Oh, abandon

 

So swoon baby starry nights,

may our bodies remain

As deep we move, I’ll feed you light, baby,

may our bodies remain

Oh yeah in history, I’ll treat you right, baby,

I’m honest that way, hey!

 

Swoon baby starry nights,

may our bodies remain…

 

Interpol (1997) – Public Pervert, Antics (2004)

García Márquez y poliamor

“Se acordó de Ángeles Alfaro, la efímera y la más amada de todas, que vino por seis meses a enseñar instrumentos de arco en la Escuela de Música y pasaba con él las noches de luna en la azotea de su casa, como su madre la echó al mundo, tocando las suites más bellas de toda la música en el violonchelo, cuya voz se volvía de hombre entre sus muslos dorados. Desde la primera noche de luna, ambos se hicieron trizas los corazones con un amor de principiantes feroces. Pero Ángeles Alfaro se fue como vino, con su sexo tierno y su violonchelo de pecadora, en un transatlántico abanderado por el olvido, y lo único que quedó de ella en las azoteas de luna fueron sus señas de adiós con un pañuelo blanco que parecía una paloma en el horizonte, solitaria y triste, como en los versos de los Juegos Florales. Con ella aprendió Florentino Ariza lo que ya había padecido muchas veces sin saberlo: que se puede estar enamorado de varias personas a la vez, y de todas con el mismo dolor, sin traicionar a ninguna. Solitario entre la muchedumbre del muelle, se había dicho con un golpe de rabia: “El corazón tiene más cuartos que un hotel de putas”. Estaba bañado en lágrimas por el dolor de los adioses. Sin embargo, no bien había desaparecido el barco en la línea del horizonte, cuando ya el recuerdo de Fermina Daza había vuelto a ocupar su espacio total.”

Tomado de El amor en los tiempos del cólera (1985) de Gabriel García Márquez.

Amor de gatos negros

25.07.2016

I

Karma: Gato negro
saltando como el amor esquivo:
atractivo felino efusivo
sonido destinado al silencio

Elena: Gata blanca
desafiando con sus ojos al cielo
bailarina errante solitaria
beso que se vuelve sueño

 

26.07.2016

II

El amor mío no existe
existe un abismo
de emociones despiadadas
el rechazo de aquellas más amadas
y los besos de quienes soy yo mismo

Cínico afán de un erotismo
locura de una vida enamorada
regreso al cursi dramatismo
dolor escogido que no es nada

París es delirio y nadaísmo
una excusa decadente de la masa
luz donde ciego claro he visto
al rostro de mi muerte ya cansada

 

El Matallana

Memória/Memory – Carlos Drummond de Andrade

– Original:

 

Memória

 

Amar o perdido

deixa confundido

este coração.

 

Nada pode o olvido

contra o sem sentido

apelo do Não.

 

As coisas tangíveis

tornam-se insensíveis

à palma da mão.

 

Mas as coisas findas,

muito mais que lindas,

essas ficarão.

 

– My non official translation for Johanna von Kietzell:

 

Memory

 

To love what is lost

leaves this heart

confused.

 

The oblivion can´t do anything

against the meaningless

appeal of No.

 

Tangible things

turn to be intangible

at the palm of the hand.

 

But the things that finished,

so much more than beautiful,

those will remain.

 

Carlos Drummond de Andrade (1902 – 1987)

 

For more information:

http://www.projetomemoria.art.br/drummond/

https://www.letras.com/carlos-drummond-de-andrade/818513/

Mi corazón con honra

15.05.2016

 

Mi corazón

salta y hace ruidos

pero no siempre se escucha,

el amor que siente

sin objeto

es una fuente pura,

cuando se brinda crece

sus gotas locas no agotan

moja el mundo de sentido

dando vida a las cosas

 

Mi corazón

ya ha sufrido

el olvido y la derrota

pero el amor que siente

es creciente

como la luna y las olas

busca bordes que desborda

ahoga verdades y normas

se alimenta de sí mismo

y fluye a la muerte con honra

 

El Matallana

Soneto de Fidelidade

De tudo ao meu amor serei atento
Antes, e com tal zelo, e sempre, e tanto
Que mesmo em face do maior encanto
Dele se encante mais meu pensamento.

Quero vivê-lo em cada vão momento
E em seu louvor hei de espalhar meu canto
E rir meu riso e derramar meu pranto
Ao seu pesar ou seu contentamento

E assim, quando mais tarde me procure
Quem sabe a morte, angústia de quem vive
Quem sabe a solidão, fim de quem ama

Eu possa me dizer do amor (que tive):
Que não seja imortal, posto que é chama
Mas que seja infinito enquanto dure.

Vinicius de Moraes (1913-1980)

 

Naufragio y horizonte

19.11.15

 

Llego al horizonte

que no quise soñar

solo

 

al final del mar

fracturando el oscuro gris

germina el cielo brillante

y en esta claridad azulada

veo las cosas ya con ternura

 

mi drama es ahora el mismo

que el de todas las personas

nada especial

tristezas que brotan cual volcancitos de espuma

alegrías intermitentes como esta marea

gentil,

humilde,

llevándose de mis pies la negra arena

recordándome que no hay donde volver

 

Llego al horizonte

que no quise soñar

solo

 

al final del mar

se extiende una tierra

que aún no tiene huella

camino ligero hacia parajes sin nombre

sobrevivo al naufragio de mi ayer

 

El Matallana