Once

18.08.21


Despedirse bien es un arte

Hay que recordar

que todos esos momentos sí ocurrieron

que todas esas palabras fueron ciertas

las sonrisas y los llantos

los gemidos a la hoguera

Hoy he vuelto al primer encuentro

y pude mirar a la fortuna en tus ojos

sentí de nuevo tu inmensa belleza

e infinitas ganas de abrazarte


El amor de esta despedida

no cabe en todas las estrellas


Aunque te llevas un universo

que pesa ausente en mi pecho.


El Matallana