Te vengo a cantar – Grupo Bahía*

Una gota de agua, una noche, una luna nueva me hace recordar,

siendo el pensamiento una cosa volátil yo no sé porque no te puedo olvidar…

Olvidar, para que olvidar, para que olvidar esos momentos lindos…

Olvidar, para que olvidar, para que olvidar esa felicidad…

 

Buscando un poco de paz y buscándote a ti yo me perdí,

me perdí, me perdí, me perdí, me perdí, pero yo aprendí:

 

Aprendí que para hallar la luz, hay que pasar por la oscuridad.

 

Aprendí que para uno encontrarse tiene que buscar en la raíz,

en la familia, en el pueblo, en la tierra, allí donde un día tú fuiste feliz.

 

Aprendí que perder y perdonar son dos remansos que le dan a uno tranquilidad.

 

Aprendí que no soy sólo yo y que somos muchos más:

muchos más soñando, sintiendo, viviendo, buscando la felicidad.

 

Aprendí que el camino es largo, que el camino es duro, pero se puede llegar,

aprendí que el camino es largo, que el camino es duro, pero se puede llegar.

 

Una gota de agua, una noche, una luna nueva me hace recordar,

siendo tú la mujer más divina, fantasía que Dios un día hizo realidad,

realidad para deleitarme, para navegar en tus encantos de mujer,

realidad que fue mi verdad, pero un día te fuiste sin más nunca regresar…

 

Con tanto sentimiento acumulao

y con el corazón aquí guardao,

con tanto sentimiento acumulao yo te tuve que vení a cantá…

 

Me salgo de mi concha y (yo te vengo a cantá)

Ehhh por la madrugá, por la mañanita (yo te vengo a cantá)

Te vengo a cantá, morena (yo te vengo a cantá)

Y con mi guitarra y bajo el palmar (yo te vengo a cantá)

Por el río Guapi, arriba en mi champita yo me vine (yo te vengo a cantá),

buscándote por la orillita (yo te vengo a cantá),

con el corazón lleno’ e sentimiento (yo te vengo a cantá)

me dejaste en un mar de sufrimiento (yo te vengo a cantá)

 

Me salgo de mi concha y (yo te vengo a cantá)

te vengo a contar mi historia (yo te vengo a cantá):

Me caía, me paraba, me perdía, aprendía y yo seguía (yo te vengo a cantá)

En una noche estrellada te volviste un sueño y fantasía de Dios (yo te vengo a cantá)…

Duele, duele, duele, duele, negra linda vuelve ya (yo te vengo a cantá),

te canto esta serenata de amor (yo te vengo a cantá)…

 

Ahora yo vivo mi vida bien sabrosito y cantando

¡porque la vida es un goce y felicidad! (yo te vengo a cantá)

 

Te vengo a cantá….

 

* “Grupo Bahía, composición del maestro Hugo Candelario González. El video fue dirigido por Nicolás Cabrera y Luis Antonio Delgado, en asociación con Juan Martín Fierro de Music Media Colombia (www.musicmedia.com). Se grabó del 2 al 6 de junio de 2011 en Guapi, Cauca, tierra natal del maestro Hugo Candelario y es un homenaje a la gente, al paisaje y a la música de este rincón del Pacífico colombiano. La canción hace parte del álbum “Con el corazón cerca de las raíces”, de 1998.”

 

Enlaces relacionados:

http://www.radionacional.co/noticia/hugo-candelario-y-el-grupo-bah-en-conversaciones

https://es.wikipedia.org/wiki/Hugo_Candelario

http://grupo-bahia.blogspot.de/

A curve and the feminine scent

November 15/04

 

A curve

and the feminine scent

are enough

appease sadness

 

a mouth, a caress, some groan

a nipple in your tongue awakes you in kindness

 

You are not you

forlorn misunderstood

philosopher, artist or lonely madness

 

only a panting slave of the senses

wild, trembling, berserk, tender

yearning appendage that enters

 

El Matallana

Deletérea

Noviembre 11/04

 

¿Qué esperas mujer?

¿Qué es lo que esperas?

¿Que mi piel putrefacta se desprenda?

¿Que mis ojos busquen formas en la nada?

 

Pronto estas manos de sentir

serán cansadas

y mi pene caerá ante cruel silencio

 

Mi lengua yerta

seca, inmóvil, desgarrada

no danzará jamás sobre tu sexo

para invocar la lluvia más sagrada

 

No escucharé tu erótico gemido,

sólo al filo bautismal de la guadaña

 

Ya no seré

lúcido soñador

desencantado iluso

aquel hablador impetuoso

de pluma desorientada

 

Ya no seré

no seré joven

miraré la vida aún más triste

sin este sensual embrujo

que apenas miente y la disfraza

 

Deletéreo hedor a muerte.

Eterna sed de tu fragancia.

 

El Matallana

Una curva y el olor femenino

Noviembre 15/04

 

Una curva

y el olor femenino

bastan

apaciguan la tristeza

 

una boca, una caricia, algún gemido

un pezón en la lengua te despierta

 

Ya no eres

desamparado incomprendido

filósofo, artista o mal poeta

 

sólo esclavo jadeante del sentido

salvaje, tembloroso, enloquecido

apéndice anhelante que penetra.

 

 

El Matallana

Marea Sensual

Octubre 16/04

 

El mar aumenta gradualmente

hasta que se desborda.

 

Poco a poco se incrementan los niveles

y la isla desolada se hunde irremediablemente.

 

Al ritmo atrayente de la luna,

las distintas mareas se suceden,

van y regresan,

en fluidas danzas y vaivenes,

acarician hondamente la arena

penetrando con su espuma incontenible.

 

Es un cambiante equilibrio,

ancestral,

armónico,

que arremete fiero e impetuoso

cuando el satélite se hincha o renace

y que descansa casi apacible

bajo el tenue brillo de los cuartos.

 

El Matallana