Siete

09.06.2021


Náufragos de los siete mares

nos encontramos

al desnudo

en la misma isla


Sin las tierras que nos habían abandonado

Sin los sueños que no alcanzaron la bahía


Pero aún con un par de mentiras

que creíamos haber arrojado por la borda

de alguna forma logramos mirarnos al rostro

y dejar fluir las palabras y los besos

para hacer de nuestro amor un continente

y bailar sonrientes ante el fuego


Náufragos de los siete mares

ahora llevamos nuestra brújula en el pecho

más allá de nosotros no hay lugares

Sabemos que no existe ningún puerto.


El Matallana


Uno

15.02.2021


Jugamos

a que la muerte no existe

la una para el otro

la otra para el uno

y bailamos

entre las ruinas de una utopía

en la que igual ya poco creíamos

mientras nuestros verdaderos dueños

escogen que parte nuestra ignoran

desde sus infranqueables torres de oro

Pero no es falsa nuestra sonrisa

ni el beso que nos damos

aunque sabemos que todo es falso

tal vez precisamente por eso

nuestra amistad parece tan cierta

nuestro amor ya no es tan romántico

y nuestros días juntos son como esas flores

que crecen en la carretera

con una belleza silenciosa

rebeldes sin pretensiones

marchitándose para siempre

humildes a la vera.


El Matallana

Our kiss

26.09.2016

 

I know they also told you

about fear

and hate

us being excluded

from their feast

from our fate

from our fading eternity

 

You learned very well how to hide

and eventually forgot

that longing

for truth

and denied

a lovely place in our smile

where our life is our destiny

 

Our kiss is the kiss

from that time

when first two were really surprised

finding darkness, sadness

and light

beyond one’s cage of body or mind

caressing chaos with synergy

 

El Matallana

Recuerdo de Amantaní

12.04.2016

 

Las montañas que estaban desde antes

y los ríos que se secarán pronto

definen mi camino

 

Te recuerdo

olvidado

perdido en la inmensidad del cielo andino

 

Somos sólo un par de palabras

una huida momentánea

como el viento de la tarde

 

Somos estrellas sobre Amantaní

los sueños

el baile

la alegría embriagada

 

Somos aquellos besos ya muertos

aquellas caricias ya yertas

 

Somos los mares y los cielos

las hondas heridas del mundo

las normas, las costumbres

y todo lo que nos separa…

 

Pero somos también tu sonrisa en la memoria

aquella promesa inocente

de una vida realmente nuestra.

 

El Matallana

Recuerdo de Maria A.

1

En aquel día en de luna azul Septiembre

Quieto bajo un joven ciruelo

Lo sostuve, al quieto pálido amor

En mi brazo como en un dulce sueño.

Y sobre nosotros en el bello veraniego cielo

Había una nube, que vi largamente

Ella era muy blanca y monstruosamente alta

Y así como la vi, no estaba nunca ahí.

 

2

Desde aquel día muchas, muchas lunas

Han flotado quietas cayendo y de paso

Los ciruelos ya fueron talados

¿Y me preguntas que fue del amor?

Así te lo digo: No puedo acordarme.

Sin embargo, seguro, sé a lo que te refieres

Pero de su rostro, ya nunca más sé

Sólo sé aún: antaño lo besé.

 

3

Y también el beso lo hubiera olvidado hace tiempo

Si la nube no estuviera ahí

De ella sé y he de saber siempre

Ella era muy blanca y venía desde arriba.

Los ciruelos quizá aún florecen

Y aquella mujer tiene tal vez ahora su séptimo hijo

Mas aquella nube floreció sólo minutos

Y así como la vi, desapareció en el viento.

 

Traducción no oficial de “Erinnerung an die Marie A.” de Bertolt Brecht (1898 – 1956)

Erinnerung an die Marie A.

1

An jenem Tag im blauen Mond September

Still unter einem jungen Pflaumenbaum

Da hielt ich sie, die stille bleiche Liebe

In meinem Arm wie einen holden Traum.

Und über uns im schönen Sommerhimmel

War eine Wolke, die ich lange sah

Sie war sehr weiß und ungeheuer oben

Und als ich aufsah, war sie nimmer da.

 

2

Seit jenem Tag sind viele, viele Monde

Geschwommen still hinunter und vorbei

Die Pflaumenbäume sind wohl abgehauen

Und fragst du mich, was mit der Liebe sei?

So sag ich dir: Ich kann mich nicht erinnern.

Und doch, gewiß, ich weiß schon, was du meinst

Doch ihr Gesicht, das weiß ich wirklich nimmer

Ich weiß nur mehr: Ich küsste es dereinst.

 

3

Und auch den Kuss, ich hätt’ ihn längst vergessen

Wenn nicht die Wolke da gewesen wär

Die weiß ich noch und werd ich immer wissen

Sie war sehr weiß und kam von oben her.

Die Pflaumenbäume blühn vielleicht noch immer

Und jene Frau hat jetzt vielleicht das siebte Kind

Doch jene Wolke blühte nur Minuten

Und als ich aufsah, schwand sie schon im Wind.

 

Bertolt Brecht (1898 – 1956)

Fin del mundo

Hay un llanto en el mundo

como si el querido Dios se hubiera muerto,

y la sombra plomo que cae

pesa como sepultura.

 

Ven, escondámonos más juntos…

La vida yace en todos los corazones

como en ataúdes.

 

Tú, besémonos profundo –

llama a la puerta un anhelo por el mundo

en el que morir tendremos.

 

*Traducción no oficial de “Weltende” de Else Lasker-Schüler (1869-1945)

Weltende

Es ist ein Weinen in der Welt,

als ob der liebe Gott gestorben wär,

und der bleierne Schatten, der niederfällt,

lastet grabesschwer.

 

Komm, wir wollen uns näher verbergen…

Das Leben liegt in aller Herzen

wie in Särgen.

 

Du, wir wollen uns tief küssen –

Es pocht eine Sehnsucht an die Welt,

an der wir sterben müssen.

 

Else Lasker-Schüler (1869-1945)

La sombra

24.08 2015

 

La sombra permanece y acontece

late como el recuerdo

de aquel beso con ternura

 

La sombra amanece y anochece

sonríe por el encuentro

llora iracunda por la huida

 

La sombra desaparece y aparece

vibra melancólica bajo el cielo

oscurece de reproche el claro día

 

La sombra embellece y envilece

cubre corazones con su velo

ahoga de nostálgica locura

 

El Matallana

Beschreibung VIII

“Was für ein wunderschönes Gedicht!

Die Bilder tragen einen Zauber in sich, so dass ich mich in jeder Strophe in einem anderen Moment, einer anderen Situation, Umgebung und Universum fühle.

Vielen Dank fürs Malen und Teilen…”

 

Sonja – 23.08.2015

https://elmatallana.com/2015/08/22/die-augen-einer-frau-in-koln/