Calm and delight

01.05.2017

 

Feel the wind again

and the sun shining from the stone

Wild flowers dance like a pendulum

The space is wide and open

Freedom and life are nothing but few instants

 

We are far away from what we seem to be

yet closer to ourselves

and together

sharing silence

silent dreams

a smile invisible on our faces

dancing unpretentiously in our hearts

like these daisies

forget me nots

and poppies

swaying in our joyful distraction

 

puppies move their tails

you twirl your hair round your finger

my nose rests on your temples

and something warm swirls up inside

like dust swirls in the air, light,

perhaps this is the happiness they strive for

or maybe something else, pure, delight,

for us and for now

nameless and ephemeral

lonely and calm

 

El Matallana

An introduction to Polyamory

Polyamory – New Paradigms for Loving Relationships – April 20, 2013

How Polyamory is Turning Patriarchy on Its Head

Libros feministas recomendados

“¿Has pensado en hacerte una biblioteca feminista? Cinco luchadoras por la igualdad nos recomiendan por dónde empezar.”

Los libros feministas que deberías leer

Viaje

20.02.2016

Bajo
en el rojo cielo
el sol es un lugar
hecho de yogur
de durazno
espeso

y al otro azul-lado
la luna despejada
alumbra
ya caprichosa

El horizonte es un arco amplio:
somos libres

Descansan muerte y tiempo:
somos libres

 

El Matallana

 

 

Sangre libre en Seúl

13.04.2015

Una amiga cercana creció en la abundancia de una familia de empresarios en Seúl.  Ella cuenta que cuando era niña, su madre no le permitía mezclarse con los hijos de las familias pobres que salían a jugar al parque. Día tras día veía desde la ventana como todos jugaban y se divertían, mientras ella se mantenía en casa para gustar de su amargo estatus…

Un día no aguantó más y salió corriendo por la puerta entreabierta sin que nadie lo notara inmediatamente. Sentía un deseo desesperado de montarse en el columpio y mecerse frenéticamente. Logró alcanzar el columpio y subirse como pudo; desde arriba la gente del pequeño parque parecía mirarla con cierto miedo. Se balanceó tan fuerte que dio una vuelta completa y al acercarse de nuevo a la tierra no supo cómo parar. Salió volando a ras de piso, con su cara deslizándose sobre el suelo.

…Poco después la encontraron de pie, sonriendo con la boca llena de tierra y sangre.

 

El Matallana