Diez

01.08.2021


“Mas se ela voltar, se ela voltar

Que coisa linda, que coisa louca

Pois há menos peixinhos a nadar no mar

Do que os beijinhos que eu darei na sua boca”

João Gilberto – Chega de saudade


Supongo que los fantasmas

son en realidad sueños frustrados

que no logran salir de nuestro pecho:

Las canciones que todavía quisiera cantarte

La música que íbamos a bailar cuando volvieras


Ahora sé que mi ausente foto en tus casas

fue un pequeño olvido que presagiaba uno más grande:

El de nuestras sonrisas durante el viaje anhelado

El de la boda por amor que ya no ocurre


Nunca pensé ser tan pasajero,

que mi presencia durara menos que un verano

Tus palabras: ayer vida, hoy nostalgia

Tu ausencia me sofoca con sus manos…


Algunos ven esperanza en un reencuentro,

fantástico pero inevitable

Piensan que todo lo sincero

puede volver a gestarse


Pero yo te miro a los ojos

y hoy ya no saben mirarme

tus oídos antaño atentos

poco hacen por escucharme

me hablas como a un enfermo

me aconsejas como a un infante

me sientes como un recuerdo

que tarda mucho en dejarte


Sin embargo seremos amigos

y pronto podré abrazarte

con ternura me darás tu frente

para despedirme al besarte


…Y cuando en los labios la muerte

te bese para llevarte

le contarás de aquel poeta

que nunca dejó de amarte



El Matallana

Nueve

26.07.21


Blancas y puras

nuestras orquídeas también se marchitan

sucumben humildes, ya arrugadas,

a las oleadas del calor de nuestro tiempo


No importa que mi voz las acaricie

o que mi paciencia las riegue con la vida que necesitan

Parece que el aire mismo que ahora exhalo

las asfixia y las enferma como un cáncer


Pétalos tan sonrientes, únicos y bonitos

Raíces que a la luz parecían indestructibles

Hojas tan verdes como el amor con que tus ojos solían mirarme

Retoños que eran optimistas e incluso arrogantes


Blancas y puras

nuestras orquídeas también se marchitan

Nuestro único sol vivía en tu sonrisa

Y moriremos de tu ausencia inexorable



El Matallana

Ocho

25.07.21

¿Cuánto dura la eternidad?

¿Cuánto dura el amor que nunca muere?

Incluso el universo no está seguro de sí mismo

Incluso la vida es un instante breve y leve


El material de las promesas se corroe eventualmente

Las palabras escritas en piedra se desvanecen a su tiempo

Cada huella nuestra desaparecerá para siempre

Y todas nuestras risas se perderán en el viento


¿Cuánto podré durar yo ya en tu frágil recuerdo?

¿Cuánta verdad quedará de lo que antes creías cierto?

¿Cuánto vivirás hasta olvidar mi tenue susurro?

¿Cuánto más latirá el efímero corazón nuestro?



El Matallana


Seis

17.05.2021


Las seis partes

que sobresalen

de mi tronco

gritan: deseo


Hay una boca

no hecha para saciarse

sino como una invitación al abismo

una grieta en la roca sedienta

como un grito en el vacío

que se alimenta del silencio


Me parezco a las deidades más terribles

abraso todo lo que abrazo

con mi lengua de fuego

muerdo ebrio de ahora

la cervical de la muerte

y chupo los pezones

ya secos del olvido


Todo lo que existe

me pertenece

Todo lo que amo

se vuelve saliva en mis fauces

Más

que no descanso

Más

que no es suficiente…


En la avidez de una sola de mis manos

se marchita humilde

el universo creciente.


El Matallana

Cuatro

05.04.2021


Al parecer

hay muchas direcciones,

opciones infinitas

entre cuatro puntos cardinales,

pero el escrutinio muestra que no es cierto

cuando han logrado que la jaula

sea tu brújula


¿A dónde vas cada día?

¿Qué es lo que te espera en tu destino?

¿Riquezas?

¿Amor romántico?

¿Los aplausos de desconocidos?


Cuida que tu tesoro sea parte de ti mismo

y navega las aguas

no falsamente libre como pirata,

no esclavizado como almirante altivo,

sin otra meta que cabalgar las olas

con la vista hacia popa y proa,

diluyéndote

suavemente,

poco a poco,

entre la espuma,

perdiéndote en tu tenue estela

titilante en el horizonte.


El Matallana

Tres

27.02.2021


Al parecer

vivimos tres momentos

aunque sólo uno exista

nos levantamos sobre las ruinas de un cuento

mirando lo que no alcanza la vista

y aunque viajamos sin detenernos

hasta la estación de la muerte

cada instante es el nacimiento

de una presencia que muere

como la estrella que se enfría

como se calienta la nieve

perdemos el equilibrio

entre lo que fue

y lo que viene

demasiado fieles a la historia

ebrios de sueños en cierne

alimentamos al olvido

con los pétalos del presente.


El Matallana

Vamos bailando querida

14.04.2019

A Miriam Catherina

Las gotas del cinismo

corroen mi cabeza

Pocas mentiras quedan por creer

Pocas verdades son del todo ciertas

 

El mundo es un juego sombrío

donde el que gana pierde

y el que pierde no existe

 

Sobre demasiados campos reina el veneno

Sobre muchos cuerpos pocos reinan…

 

Yo fui niño y vi el cielo como un horizonte

Lavé la cara del mundo con poemas

Arranqué flores para mi madre

Y tuve amistades para siempre

 

Eventualmente aprendí a temer sin saber

y olvidé cómo llorar

Me hice grande sin crecer,

amante sin amar,

sentí el odio del momento,

mío

sin serlo,

heredado de tantas tragedias

antes de mi propio nombre

 

Pero mi vida, que no es un drama,

es una red de contradicciones,

es un cuento sin fin ni trama,

una vorágine de oximorones,

y hoy sin embriagarme te miro

borracho de tus sabores,

contagiado de tu sonrisa,

feliz por tus ilusiones

 

Vamos cantando querida,

bailando entre los leones.

 

El Matallana

 

 

De ecos

06.03.2018

 

Por supuesto que no guardo rencor

tengo suerte de haber podido ir más allá

de eso

casi que los veo con ternura

a pesar de la rabia

y la impotencia

porque el pasado poco cambia

 

Digamos que trato de entenderlos

de descifrar por qué hicieron lo que hicieron

¿Por qué tomaron esas decisiones?

¿Por qué ignoraron lo que ahora parece tan evidente?

No sé qué sentir

Su fracaso me ha hecho lo que soy

y sin su estupidez no hubiera hecho lo que he hecho

sólo tengo eso

la especulación es locura o dramatismo

y lo que no fue

no ha sido simplemente

 

¿Cuántas vidas tendré que vivir para reparar su daño?

¿Dónde comienza o termina mi pasado?

¿Cuáles son mis responsabilidades?

 

El presente se confunde entre el sueño y el deseo.

El pasado es una seca fuente de verdades.

Ojalá el futuro no sea remordimiento.

 

El Matallana

Fantasía

22.12.2017

?Dónde está la fantasía?

Repiten la vida

que otros quieren que repitan

Y tratan de convencerme

con sueños que son ajenos

no de ellos

ni bellos

una espiral sin sentido

que no causa vértigo

sino somnolencia

o ligera hipnosis

 

Me preguntan sobre poesía

como si un poema fuera una cosa de esas

que llevan en los bolsillos

u otra de las banderas que les recuerdan su valía

sin valor

y sin substancia

 

Se miran a los espejos todo el día

porque las aguas cristalinas quedan demasiado lejos

o les asustan

o ya no existen

 

Yo siento que mi alma desaparece porque nadie la nombra

me pierdo en un bosque de voces que nada dicen

que giran perpetuamente

alimentando un monstruo antiguo

que nos devora inclementemente

 

Los mares de este mundo me rodean

soy libre de vez en cuando

cuando las nubes blancas se levantan

sobre el azul horizonte

 

Su honesta sonrisa me miente

yo quiero creerle

y creer en ti fantasía

en una vida sin futuros o pasados

en un instante que me pertenece

 

Vámonos pronto amada

corazón de melón

alegría

nada nos espera ya en su nada

sólo nuestra vida

fantasía

 

El Matallana

We and They

Father and Mother, and Me,

Sister and Auntie say

All the people like us are We,

And every one else is They.

And They live over the sea,

While We live over the way,

But-would you believe it? – They look upon We

As only a sort of They!

 

We eat pork and beef

With cow-horn-handled knives.

They who gobble Their rice off a leaf,

Are horrified out of Their lives;

While they who live up a tree,

And feast on grubs and clay,

(Isn’t it scandalous? ) look upon We

As a simply disgusting They!

 

We shoot birds with a gun.

They stick lions with spears.

Their full-dress is un-.

We dress up to Our ears.

They like Their friends for tea.

We like Our friends to stay;

And, after all that, They look upon We

As an utterly ignorant They!

 

We eat kitcheny food.

We have doors that latch.

They drink milk or blood,

Under an open thatch.

We have Doctors to fee.

They have Wizards to pay.

And (impudent heathen!) They look upon We

As a quite impossible They!

 

All good people agree,

And all good people say,

All nice people, like Us, are We

And every one else is They:

But if you cross over the sea,

Instead of over the way,

You may end by (think of it!) looking on We

As only a sort of They!

 

Joseph Rudyard Kipling (1865-1936)