Amor

31.01.2016
Al Lucero de Punta Hermosa
Como un baile que empieza adentro 
y encuentra su movimiento afuera,
como un violín en su nota más tenue y nítida, 
hay una alegría que es dolor al mismo tiempo, 
una herida sanadora e íntima
El Matallana